Starbound, la aventura espacial que debes explorar

Publicado el 22 August, 2016 en Indie
16234479347_38b8f57e23_h

Si eres de los que está decepcionado de No Man’s Land pero te gustaría explorar un universo más divertido donde puedas construir al estilo Minecraft, en formato plataformas y donde puedas jugar verdaderamente con colegas, Starbound es un título que debes conocer.

Título indie que ha venido siendo desarrollado por Chucklefish Games desde hace varios años, no obstante que este 22 de julio 2016 ha salido finalmente en su versión final para Windows, OS y X, y Linux, y que próximamente estará llegando también a Xbox One y PS4, donde la deben esperar con expectativa, pues se está convirtiendo en un videojuego bastante entretenido y recomendable.

Starbound comienza cuando un pulpo gigante arruina tu graduación y al planeta entero, no obstante que logras escapar en una nave averiada fuera de control y que termina en un mundo lejano; no, no es No Man’s Land pero tendrás que descender a este nuevo mundo y comenzar a juntar materiales de supervivencia y para reparar la nave.

Con tintes de sandbox tendrás que ir escarbando y explorando mundo construidos de forma procedural, de forma que te encontrarás ante inmensos planeta llenos de una gran variedad de dinámicas, items, minijuegos y una amplia gama de diversión que te puede mantener atado al PC por largo rato; en Starbound puedes explorar y explorar y no dejar de encontrar materiales, sorpresas y hasta alguna puerta a otra dimensión.

Nuestro personaje podemos personalizarlo desde su origen, tanto en su sexo, forma y vestimenta, la cual terminará determinando también la clase de combatiente, puesto que sí, también habrá habitantes hostiles y una gran variedad de armas que podremos usar durante el desarrollo de las misiones; asimismo cuenta con una cantidad enorme de items, que aunque la gran mayoría puedan ser totalmente irrelevantes, pronto querrás tener la mejor colección de entre tus amigos.

Porque esta es una de las cualidades principales de Starbound, su modo multiplayer en el que se pueden explorar mundos en común con otros jugadores, con quienes se puede interactuar en tiempo real y en cualquier momento, así que podríamos irnos de compras y cuando regresar quizás ya un amigo construyó una nueva pirámide para esconder los objetos preciados, o bien podemos jugar varios simultáneamente y participar en las variadas dinámicas, donde incluso podremos armar todo una banda musical.

Cuando nuestra nave esté lista podremos explorar el universo de un modo libre, por estrellas y constelaciones, en cada lugar se esconden sorprendentes y muy variados mundos, que van desde mundos acuáticos, lugares congelados, territorios flotantes, oscuros castillos, etc; una extensa variedad de mundos que hacen que puedas seguir explorando con gran dinamismo al juego.

El objetivo en sí es salvar el universo, para lo cual podemos explorar también diversos niveles de dificultad, en el más sencillo seremos casi inmortales, no obstante que a medida que incrementas el nivel, el desafío se incrementa, pues cada que mueras puedes perder items y recursos importantes.

Hay una especie de portal que te lleva también a una tienda donde podrás acceder a mejores tecnologías, así como también a misiones para viajar a distintos planetas, y completando minijuegos que también resultan entretenidos.

También merece mención especial la banda sonora Curtis Schweitzer, la cual resulta divertida y envolvente con la dinámica del juego, lo que permite disfrutar la experiencia aunque se te haya pasado medio día.

Desde 2012 salió la propuesta de videojuego vía crowdfunding a través de Humble Store, siendo todo un hit, lo que les permitió reunir más de 2 millones de dólares en pre-ventas; sus versiones beta han ganado varios premios como el mejor juego indie y para 2014 ya habían vendido un millón de copias, aunque hasta hace unos días ha salido la edición final, mucho más completa y divertida con las versiones anteriores.

Si aún no lo tienes, está disponible en descarga digital a través de Steam por tan sólo 13 euros, un precio que vale totalmente la pena para las horas de diversión que ofrece.

Imagen con licencia de CC por Tamahikari Tammas vía Flickr

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas el uso que hacemos de las cookies. Política de cookies.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR