Análisis del Diablo 3, la saga demoníaca

Publicado el 31 May, 2016 en Análisis de videojuegos
19269439569_61dcaafbec_h

El Diablo 3 es la tercera edición del popular juego de acción y RPG, Diablo, una entrega que inicialmente salió para PC en versión Microsoft Windows y OS X en 2012, y que posteriormente fue reelaborada para salir también en consolas; para PS3 y Xbox 360 en 2013 y para Playstation 4 y Xbox One en 2014, además de un pack de expansión que también amplía de forma interesante las características del juego.

Fue en 1996 que la primera versión del juego comenzó a dejar huellas y gratas sensaciones en los gamers de la época; casi dos décadas después, creado por los mismos estudios Blizzard, la tercera entrega de la saga, el Diablo 3 por méritos propios se volvió todo un fenómeno de los videojuegos, siendo uno de los más vendidos de la historia, con más de 20 millones de copias que han sido compradas alrededor de todo el mundo.

Aunque se trata de un juego que originalmente fue diseñado para mouse y teclado, en sus versiones para consola se han concretado múltiples mejoras al modo de juego, respondiendo de forma extraordinaria al control, para lo cual tuvo que ser rediseñado en gran medida el sistema.

Se trata de una saga oscura y de acción, con una gran variedad de personajes, pruebas, enemigos, modos de combate y escenarios, que llenos de desafíos que lo convierten en un juego bastante entretenido e incluso un tanto adictivo.

El Diablo 3 puedes jugarlo sólo, lo cual resulta divertido, o bien en modo multijugador, lo cual múltiplica también la diversión; una de las diferencias más notables de este Diablo es su modo de juego, el cual dista mucho de su versión original; aunque también ha evolucionado de forma notable el número de jugadores, pasando de los frenéticos y confusos combates del Diablo 2, donde se tenían hasta 8 jugadores simultáneos, para llegar ahora a un límite de 4, que resulta en un modo mucho más digerible y atractivo de jugar; al probarlo, se aprecia con mayor claridad porqué esta cifra fue considerada cómo la “perfecta” por parte de los desarrolladores.

Para jugar tendrás que elegir un personaje, pudiendo elegir en un inicio entre cinco distintas clases, cada una con características y peculiaridades propias: mago, médico brujo, cazador de demonios, monje o bárbaros; esta última, la única clase que ha perdurado en todas las ediciones de Diablo. Uno de las grandes novedades del juego, es que además puedes personalizarlo eligiendo el sexo de tu personaje.

Asimismo existe un pack de expansión llamado Reaper of Souls, el cual incluye diversos elementos extra, entre ellos una clase más: el Cruzado o Guerrero Divino.

Para la versión de consola también se agradece que Blizzard haya eliminado la restricción que obligaba a estar conectado a la red para poder jugar; en esta versión puedes recorrer también los 4 actos, cada uno con sus 5 misiones llenas de terror y acción demoníaca en modo offline. Asimismo se elimina la famosa casa de subastas donde podías intercambiar artefactos.

Respecto al apartado gráfico Diablo 3 también es sobresaliente, a pesar de ser un juego proveniente de PC, tiene rápidas animaciones y gráficos eficientes que permiten un claro y voraz desarrollo del juego, también en la versión multijugador; permitiendo plenamente disfrutar de misiones creativas, llenas de lúdicos y oscuros personajes, que combaten en diferentes tipos de ambientaciones del inframundo.

El pack de expansión además incluye un nuevo acto y un nuevo tipo de nivel, entre otras características; si te gustó el juego, sin duda que el pack lo hará más completo y atractivo, por lo que resulta recomendable.

Diablo 3 tiene además una comunidad altamente participativa, lo cual vuelve interesante la interacción y desarrollo del juego; combinado esto con sus más de mil logros por completar, es un título que garantiza horas de diversión y desafíos que con obsesión querrás completar.

 

Imagen con licencia de CC por iloveui en Flickr

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas el uso que hacemos de las cookies. Política de cookies.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR